A lo largo del tiempo, hemos optimizado las normas y estilos de las cartas hasta llegar a nuestros días, siendo el e-mail la forma más rápida de enviarlas de forma segura a su destinatario.

Existe un sin fin de cartas utilizadas para diversos propósitos, entre ellas las de referencia personal. Tal vez, algún amigo, vecino o familiar nos pidió en algún momento que le escribiéramos una carta de este tipo, o más bien, fuimos nosotros los que requerimos solicitar una.

¿Qué es y para qué sirve una carta de referencia personal? 

Una carta de referencia personal es una carta  que realiza alguien para dar fe que tiene conocimiento de otra persona, de su carácter, su comportamiento personal, escolar o profesional. 

La diferencia de este tipo de cartas respecto a las referencias profesionales, es que quien la escribe no es un empleador.

La información contenida en este tipo de carta tiene como propósito indicar que la persona a la que se está refiriendo, es alguien totalmente confiable,  de  ética y excelentes rasgos de personalidad. 

¿Qué debemos incluir en este tipo de carta?

Las cartas de referencias personales constituyen un tipo de correspondencia “formal”, por lo tanto deben tomarse en cuenta ciertas pautas de redacción e incluir datos precisos dentro del documento.

Una carta de referencia personal debe incluir en su contenido, en primer lugar, la relación que se tiene con el candidato o postulante, y el tiempo  de conocerlo.

En el caso del cuerpo de la carta, este debe enfocarse en resaltar una o dos de las habilidades o fortalezas más sobresalientes del candidato.

Es importante respaldar las afirmaciones positivas que se mencionen, evitando cualquier tipo de exageración, argumentando ejemplos concretos sobre la persona.

Hacia el final de la carta, se deben indicar datos de contacto, de manera que pueda ser validada toda la información proporcionada en el documento.

¿A quién pedir una carta de referencia personal? 

Si llegamos a necesitar una carta de referencia personal, debemos tener cautela, ya que se  debe seleccionar a alguien que nos conozca personalmente, es decir, que pueda expresar con propiedad como es nuestro carácter y  cuáles son nuestras mejores habilidades, fortalezas. 

Vecinos y conocidos de confianza seguramente estarán dispuestos a redactar una referencia para nosotros. Los conocidos de ciertos negocios personales, nuestros profesores,  tutores académicos, hasta algunos clientes también pueden hacer muy buenas referencias. Incluso, es posible utilizar a un amigo que nos conozca bien como referencia. 

Si hemos prestado algún servicio voluntario, se puede considerar usar algún miembro de confianza de la organización como referencia personal. 

Si fuimos o somos miembros de organizaciones como los Scouts, o similares, así como de algún equipo deportivo, grupo escolar o religioso, se puede solicitar amablemente al líder de alguno de esos grupos, o al entrenador que redacte una carta de referencia personal para nosotros. 

Si nos desempeñamos alguna vez como cuidadores de niños o de mascotas, estas personas para las que trabajamos también pudieran dar una referencia  personal sin problemas.

Por favor, un punto no menos importante es asegurarnos de agradecer a quienes se hayan tomado el tiempo para escribir una carta de referencia personal para nosotros, ya sea de forma escrita o de una llamada telefónica.

Consejos para realizar una buena carta de referencia personal

Para realizar una buena carta de referencia personal, debemos prestar mucha atención al contenido y estructura de la misma. Se trata de un documento de carácter «formal», por lo tanto existen ciertos lineamientos muy puntuales que deben respetarse si queremos hacer una buena carta de este tipo. 

Damos a continuación recomendaciones acerca de cómo redactar una referencia personal de calidad. 

Comenzaremos por indicar que la carta de referencia personal consta de cuatro (04) partes,  diferenciadas claramente:

1.– Identificación: En esta primera parte de la carta, los datos de la persona que redacta el documento o el membrete, deben aparecer en el margen superior. Por lo general, deben aparecer también la dirección de correo electrónico, el número móvil y otros medios de contacto.

Acompañando al membrete o datos de quien escribe la referencia, se coloca la fecha con el día, mes y año.

Es importante tener en cuenta que la fecha de la carta debe estar dentro de los 3 meses anteriores a la fecha en la que será presentada. Este dato es muy importante, ya que algunas empresas exigen que tanto la información, como los documentos que se van a incluir en los expedientes, estén actualizados.

Ejemplo: «Madrid, 14 de Octubre de 2019».

Luego, bajo la fecha, pero en el lado contrario al membrete o información del redactor del documento, deben colocarse los datos del destinatario. A la hora de colocar a quién vamos a dirigir la carta, es importante tomar en cuenta que lo mejor es colocar un destinatario genérico, ya que es lo más utilizado y permite que pueda ser utilizada para  varios expedientes, si es el caso.

Ejemplo: «A quién pueda interesar»

A continuación, escribiremos un saludo inicial que debe ser bastante corto. Algunos modelos de referencias son demasiado directos, e indican el objetivo de la carta y van «al grano». No obstante, lo recomendable es escribir un pequeño saludo al iniciar el contenido general del documento y después pasar al detalle de la referencia.

Ejemplo: «Saludos cordiales».

2.– Contexto: En el primer párrafo de la carta de referencia personal, se debe indicar con claridad cuál es la relación que existe entre la persona que redacta el documento y la persona a quien se hace la referencia.

Ejemplo: «Por medio de la presente carta le informo que conozco a la Señora Ángela Ruiz, quien es mi vecina».

Posteriormente, se debe explicar de forma rápida cuál es el objetivo que pretendemos lograr con la carta.

Ejemplo: «quisiera recomendarla para cualquier puesto laboral que esté solicitando en su institución».

3.– La referencia personal: Esta parte del documento puede abarcar un pequeño párrafo o una frase, en la que debe aparecer de la forma más explícita posible, las razones por las que pensamos que la persona que ha sido referenciada es la más idónea para la situación requerida.

Ejemplo: «y puedo afirmar que es una persona honesta, seria y muy responsable».

Se puede explicar brevemente algún tipo de colaboración que haya existido en el pasado y dar detalles puntuales sobre este aspecto, siempre respetando el contexto de la carta.

Ejemplo: «en algunas ocasiones ella me ha prestado su ayuda desinteresadamente».

4.– La despedida: Para finalizar nuestra carta, y tomando en cuenta que se trata de un documento formal, es suficiente con utilizar alguna frase habitual. 

Ejemplo: «Atentamente».

Luego se coloca la firma y datos de contacto personal, como el correo electrónico y número de teléfono.

Ejemplo: 

«Firma

Fernanda Cristina Álvarez Pérez

[email protected]

+34 690 84 41 33″

Además de las recomendaciones en cuanto al contenido que debe tener este tipo de carta, a continuación brindamos una serie de tips adicionales para obtener un excelente documento de referencia personal. 

  • La primera recomendación acerca de este tipo de carta tiene que ver con su formato. Está debe ser escrita en hoja de papel bond tamaño carta. Debe ser realizada en una computadora o cualquier dispositivo que tenga un procesador de palabras, con fuente Arial o Times, tamaño 11 o 12, espacio simple y su alineación debe ser justificada.
  • Si nos piden extender una carta de referencia personal, asegurarnos de solicitar la información  necesaria y completa para redactar un buen documento. Particularmente, debemos asegurarnos de tener claro para qué usaran dicha carta, cómo se debe presentar y cuándo debe ser enviada.
  • Se recomienda ser lo más específicos posibles en la carta. Debemos enfocarnos sólo en dos o tres cualidades o habilidades concretas que la persona tenga.
  • En caso de que nos pidan extender una carta de referencia personal, lo recomendable es que esa persona sea realmente honorable para evitar cualquier conflicto posteriormente.
  • Proporcionar información de contacto que se encuentre activa, también es un punto a tomar en cuenta. Esto permitirá facilitar la comunicación de quienes precisen validar los datos indicados en la carta, o por si tienen más preguntas que formular.
  • Hacer todo lo posible por editar bien el documento, de esa manera lograr que la carta sea profesional, de calidad. Se puede pedir a algún amigo o familiar de confianza que revise la carta antes de enviarla.
  • Debemos asegurarnos que la carta sea completa, pero sin exagerar, es decir, no debe ser demasiado larga. Lo ideal es abarcar entre tres y cinco párrafos y, por supuesto, no más de una página.

En conclusión, si nos piden escribir una carta de referencia personal, debemos ser cuidadosos y hacerlo sólo a aquellas personas que conozcamos bien, y tengamos la certeza que son confiables. 

En el caso que seamos nosotros los que necesitemos este tipo de documento, debemos asegurarnos que la persona que escriba la carta, esté dispuesta a ratificar la información y los datos suministrados en la carta, en caso de ser contactada por quienes han recibido la misma y deseen validar dicha información.