Cuando un empleado culmina sus labores en un lugar y desea comenzar en uno nuevo, usualmente requiere de una carta de recomendación laboral cuyo objetivo es demostrar la trayectoria del mismo durante las ocupaciones que tuvo en la empresa, además de validar las habilidades y cualidades del empleado.

En formato Word

En formato PDF

De esta manera, hay que tener en cuenta que la carta de recomendación debe ser redactada de forma personalizada, colocando el cargo que ocupó y cómo se desenvolvió en el mismo, lo cual implica un lenguaje claro, conciso y sincero por parte de la persona que redacta el documento. 

¿Qué es una carta de recomendación laboral y para qué sirve? 

Se trata de una información de tipo documento que emite el jefe de una institución o empresa con el propósito de afirmar el trabajo de un empleado y su tiempo en el cargo, así como también resaltar sus cualidades mediante una opinión acerca de sus características personales.

Por la web, se consiguen innumerables modelos de tipo formulario para que sean llenados con los datos del empleado, sin embargo, a pesar de ser información bastante concisa, es importante realizar una carta personalizada para beneficio de la empresa y del ex empleado, ya que se demuestra el interés que existe en la captación del personal y al mismo tiempo su observación durante su labor en el lugar de trabajo. 

En el mismo orden de ideas, te ayudamos con tips precisos para que puedas realizar el mejor formato de tu empresa para cartas de recomendación laboral, y si al contrario eres empleado que requiere de este tipo de documento, podrás pedirlo con las indicaciones que nosotros te posteamos aquí.

¿Cómo hacer una carta de recomendación laboral?

Una de las recomendaciones básicas para realizar este tipo de carta es que sea entendible para quien la reciba, es decir, no debe extenderse demasiado ya que se puede volver tediosa y redundante, haciendo que el lector no se interese por completo.

En primer lugar, la carta de recomendación laboral requiere de un encabezado, en el que puede ir el nombre de la empresa o su logotipo, además de llevar fecha de emisión, ciudad y “a quién va dirigida la carta”, por ejemplo: Estimados Sres/Sras, o A quien suela interesar.

Luego de incluir estos aspectos, es importante mencionar el nombre y apellido completo del recomendado, su cargo en la empresa y duración en la misma desde la fecha que inició la trayectoria laboral, hasta el día que dejó de prestar sus servicios. También en este punto, se deben mencionar las características principales y destacables de su forma de trabajar, por ejemplo: puntualidad, liderazgo, manejo de situaciones, trabajar en equipo, entre otras más podrían ayudar al recomendado a conseguir su nuevo trabajo. 

Para concluir, como toda carta de recomendación se deben mencionar los datos completos del recomendador, así como su cargo en la empresa (preferiblemente que sea emitida por el jefe de la empresa o gerente de Recursos Humanos) y un número de contacto junto al correo electrónico por si se necesita de más información. 

Finalmente, el documento debe ir firmado y sellado, por el recomendador, y de esta manera se tiene lista una carta de recomendación laboral.

¿Cómo usar una carta de recomendación laboral?

Este tipo de carta es utilizada con la documentación necesaria para comenzar un nuevo trabajo, les sugerimos a las personas que estén en esta posición, tener la carta de recomendación laboral inclusive antes de que sea pedida por la empresa en la que desean comenzar a trabajar, ya que la misma sirve como soporte de la síntesis curricular y acredita la trayectoria que tuvo en la empresa. 

Es más interesante usar este documento como un aporte de la persona ya que da más valor a la presentación durante una entrevista para optar por el cargo. 

Consejos finales

La idea de una carta de recomendación laboral, es ser claro y sintetizar toda la información para que el reclutador consiga la información más importante.

Hay que tener en cuenta también, que como recomendados, no se trata de tener un sinfín de cartas de todos los trabajos en los que se ha estado, es mejor tener máximo dos recomendaciones laborales importantes, que demuestre la capacidad de la persona, y de esta manera estar preparado para un proceso de selección.

Finalmente, si eres el recomendador, es importante tener a la mano información referente al recomendado, como un formato de evaluación que haya funcionado durante su trayectoria en la empresa, ya que esto facilitará la definición de las cualidades y responsabilidades, permitiendo ser completamente sincero al momento de redactar este documento.